___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

15 marzo 2010

La isla siniestra - Martin Scorsese (2010)



Cuando el loco soy yo... y no lo sé


Si Usted es de esas personas que no le gusta arriesgar a la hora de ir al cine y no conoce de nombres, pues le diré que la mejor guía es el director, luego los actores, y después el resto de los colaboradores que hacen la cinta. Martin Scorsese es uno de esos directores que no provocan el arrepentimiento del espectador a la hora de ver sus películas. Ya está consagrado y es uno de los directores más importantes de la historia del cine. También es guionista, actor y productor. Taxi driver, Toro salvaje, El color del dinero, Casino, Godfellas, Pandillas de New York, Alicia ya no vive aquí, Cabo de miedo, El aviador, y pared usted de contar, son algunos de sus títulos. Si bien en La isla siniestra (Shutter Island) no aborda abiertamente uno de sus temas preferidos: la redención, si se toca tangencialmente, pues su protagonista está pagando –¿redimiéndose?- por un crimen que cometió. La forma de pago es, empero, nada deseable.

Leonardo Di Caprio, cuya actuación en este film es excelente, encarna a una víctima, y victimario a la vez, de las desdichadas circunstancias que le ha deparado la vida: trauma por el horror vivido en la II Guerra Mundial y ahora un final horrendo para su familia, gracias a una esposa desequilibrada. Nuestro desgraciado personaje percibe una realidad que no es más que una historia de delirantes alucinaciones. Ya Ingmar Bergman nos acostumbró a enfrentar, cinematográficamente hablando, a la confusión de la realidad del entorno con la realidad inmanente de los personajes de algunas de sus películas, siendo Persona el súmmum de estas historias. Pero Bergman lo abordó de una manera muy nórdica: con total seriedad, sobriedad y reflexión filosófica. Scorsese nos adentra en la disparatada fantasía de un hombre condenado por sucesos horripilantes, con la mente bloqueada, en permanente shock (tal como los protagonistas de Una mente brillante o La escalera de Jacob), muy al estilo en que lo hubiera hecho Alfred Hitchcock: con suspenso de principio a fin, confundiéndonos tal como lo está el personaje central y con el respectivo sorprendente final, muy contrario a lo que David Wark Griffith hubiese pensado. El cine, como máquina que hace sueños, que nos muestra cómo se puede distorsionar la percepción de la realidad, nuevamente nos conduce hacia parajes en donde ésta (la realidad) no es distinguible del mundo interior de la persona. El cine, por muy bueno que sea, jamás podrá reemplazar nuestra imaginación interna. Es por eso que podemos evadir la realidad sin ver ninguna película, sin ver nada, solo cerrando los ojos y poner a volar nuestra mente.

Una historia muy bien contada por Scorsese, bien actuada por Di Caprio en el papel estelar, y Mark Ruffalo como actor secundario, buena edición, sonido, guión, escenografía, fotografía y vestuario. En cuanto a actuación, cabe mencionar que nos resulta lastimoso que Ben Kingsley, quien actuó brillantemente como Gandhi en la película homónima, haya sido encasillado a personajes todos iguales: el circunspecto intelectual que filosofa con estilo dialéctico, interpelando a los demás personajes, con aires de autoridad erudita que sí sabe la respuesta pero no quiere decírsela al inocente que tiene enfrente. Papel que le va muy bien y lo hace espectacularmente, claro está, pero que ya fastidia por lo repetitivo. Max Von Sydow ya nunca más fue el mismo luego de las primeras películas que hizo fuera de las manos de Bergman, con quien si hizo gran cine. Ahora lo encasillan en personajes misteriosos, no dialécticos sino mudos, que parecen tener gran autoridad, pero tienen un oscuro y nazi pasado. Pero no tome en cuenta estos comentarios sobre Kingsley y Von Sydow, no son personajes medulares en esta historia y es solo mi humilde opinión. Shutter island, que llegó sin el despliegue publicitario de Avatar, Sherlock Holmes o Alicia en el país de las maravillas, es una excelente película que trascenderá más que aquellas, y que Usted no debe dejar de ver: es todo un Scorsese original. Otra interesante crítica la puede ver en este enlace.


Publicar un comentario en la entrada

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas