___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

10 noviembre 2011

V de venganza – James McTeigue (206)



Resulta increíble ver como el pueblo, una vez que se encuentra sometido, cae frecuentemente en un olvido tan profundo de su libertad que le resulta imposible despertar para reconquistarla. Sirve tan bien y tan voluntariamente que se diría que no sólo ha perdido su libertad sino que ha ganado su servidumbre.

De “Discurso de la servidumbre voluntaria o el contra uno”, de Étienne de La Boétie (1530-1563)


Mézclese Kill Bill y 1984, póngale una pizca de Brazil, y se obtendrá V de venganza. No necesariamente la mezcla es a partes iguales, pero forman parte del coctel de V.

El novel director McTeigue nos brinda una historia de venganza contra un sistema totalitario, Gran Hermano incluido, el cual prácticamente acabó con la vida del vengador luego de haber sido sujeto para experimentación con humanos. La actividad de V incluye atentados terroristas, y pronto se apropia de la simpatía de los habitantes de Inglaterra, país donde ocurren los hechos, en un futuro no tan distante. La sociedad dormida despierta, gracias a que hay alguien que la despierta. Ese letargo le cuesta la vida a nuestro personaje central. Cuestiones como que el gobierno tergiversa los hechos terroristas (señalando que la explosión de un edificio gubernamental, al comienzo de la película, había sido una voladura planeada y controlada), o su incompetencia para detener la ola de crímenes, así como la no libertad de expresión, la represión, la mentira y demás virtudes de los regímenes totalitarios, son abordados explícitamente en el film. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. La actuación de la hermosa Natalie Portman nos confirma, una vez más, sus grandes cualidades histriónicas.

Si bien los violentos métodos empleados por V son discutibles, la Historia nos demuestra que la violencia ha sido constantemente utilizada cuando la problemática existente parece irresoluble por la vía pacífica, y también que ha sido agente de cambios más o menos profundos. La vemos, incluso, actualmente, cuando se supone que la Humanidad ha alcanzado un estadio de conciencia que debería, en principio, evitar las confrontaciones violentas. Ejemplo reciente de ello ha sido las turbulentas revueltas ocurridas en los países del Medio Oriente, incluyendo el asesinato de los sátrapas que gobernaban. ¿Hasta dónde le es permitido a un individuo o a un pueblo responder violentamente contra un régimen represivo y de pensamiento único, aplastador de las libertades y del individuo como tal? V se convierte, teniendo como motor la venganza, en ese héroe histórico que mencionaba Hegel, que comprende el zeitgeist y promueve los cambios que la sociedad requiere.

Una película sin pretensiones que, sin embargo, nos hace reflexionar sobre importantes temas políticos. Quizás tenga violencia en exceso, que pudo haberse cambiado por escenas de mayor contenido reflexivo. Empero, se ha convertido en una película de culto, obteniendo contradictorias reacciones al momento de su estreno; y la máscara utilizada por Guy Fawkes se ha convertido en un símbolo del movimiento anarquista Anonymus.

_______________________
Y tales estragos, tales desgracias y tal ruina no os llegan de mano de los enemigos, sino del enemigo, de aquel al que vosotros habéis convertido en lo que es, aquel para el que marcháis valerosamente hacia la guerra y por cuya grandeza no rechazáis echaros en brazos de la muerte. Y, sin embargo, ese amo sólo tiene dos ojos, dos manos, un cuerpo, nada que no tenga el último de los habitantes de nuestras ciudades. Él sólo tiene de más aquello que vosotros le dais para que os destruya. ¿De dónde saca todos esos ojos que os espían, sino de vosotros mismos? ¿Cómo tendría todas esas manos que os golpean, sino os las tomase en préstamo? Los pies con que pisotea vuestras ciudades, ¿no son vuestros?

A decir verdad, es muy inútil preguntarse si la libertad es natural, ya que a nadie puede mantenérsele en servidumbre sin dañarle: nada hay en el mundo más contrario a la naturaleza, completamente razonable, que la injusticia. La libertad es, por tanto, natural. Por ello, en mi opinión, no sólo hemos nacido con la libertad, sino también con la pasión de defenderla.

De “Discurso de la servidumbre voluntaria o el contra uno”, de Étienne de La Boétie (1530-1563)


Publicar un comentario

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas