___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

22 febrero 2013

El día de la ira – Carl Theodor Dreyer (1943)



Dos cosas llenan el ánimo de admiración y respeto, siempre nuevos y crecientes, cuanto más frecuente y persistentemente se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado que está sobre mí y el dogma religioso que hay en mí.
Parafraseando a Kant [1].


Corre el año 1623 en un pueblo de Dinamarca. Absalon Pederssøn (Thorkild Roose), es un viejo pastor que está casado con la joven Anne (Lisbeth Movin); viven con la madre de él, Meret (Sigrid Neiiendam), una amargada señora que no quiere a su nuera. Anne le da refugio a Herlofs Marte (Anna Svierkier), buscada por las autoridades religiosas por brujería. Éstas la encuentran, sin que se sepa que Anne fue quien la escondió. Al comienzo Herlofs Marte niega su condición, pero claudica cuando es sometida a tortura, y confiesa que ejerce actividades relacionadas con la brujería, y su relación con el señor de las tinieblas. No le teme al destino de su alma, pero sí a la muerte en la hoguera. El hijo del primer matrimonio de Absalon, Martin (Preben Lerdorff Rye), llega al poblado para visitar a su padre y a su abuela. Martin es algo mayor que Anne, su madrastra. Nace entre ellos un romance, abalado por el desamor del matrimonio de Anne con Absalon y por la contemporaneidad de ambos. Cuando Anne le confiesa a Absalon que hay algo entre Martin y ella, él llama a su hijo con ira, e inmediatamente muere de un ataque. Durante el velorio, Meret acusa a su nuera de brujería y del “asesinato” de Absalon. Ella al principio lo niega, pero al pedírsele que jure decir la verdad delante del finado, con el ataúd abierto, confiesa que así fue, que lo mató con la ayuda de Lucifer. El castigo, en esa época, para semejante delito era la muerte en la hoguera. Pero… ¿hubo tal delito?

La trama de la película es una adaptación de un libro que está basado en un hecho real ocurrido en el siglo XVI en Noruega. La "bruja" en la vida real se llamó Anne Pedersdotter, fue la esposa de Absalon Pederssøn, y fue quemada en la hoguera.

A lo largo de esta historia, Absalon progresivamente se va dando cuenta de que él también es un pecador; esto lo inquieta y lo somete a una autocrítica despiadada. Ciertamente la película plantea que cualquiera puede ser pecador, y que quienes son pecadores se doblegan ante la culpa moral que el pecado deja caer sobre ellos y que los aplasta. En una sociedad teocrática, el dogma religioso está muy por encima de la autoestima, y barre con los principios e incluso con el instinto de supervivencia. Herlofs Marte confesó ser bruja debido a ser presionada por la tortura, pero Anne lo hizo por la presión religiosa. Para llegar a semejante estado de éxtasis, que haga que el individuo confiese tales “delitos”, hay que estar plegado absolutamente al dogma religioso, o ser víctima de un estado alterado de la conciencia. Con razón Marx dijo lo que dijo[2].

Pero el dogma que tienen los personajes de la obra de Carl Theodor Dreyer (y no solo en ésta película) no es un dogma que incorpore el fanatismo gratuito, es un dogma para dirigir la vida por el sendero de la trascendencia; lo que importa es lo espiritual, el buen comportamiento ante Dios a través de los preceptos que -para tal objeto- ha fijado la Iglesia (dizque en nombre de Dios); todo lo demás es accesorio, de ahí el minimalismo de la escenografía: el espacio. Incluso el tiempo, que transcurre inexorablemente con un tictac sempiterno, es irrelevante; por eso el lento desarrollo del film y los movimientos de los personajes. Mientras más comprometido con el dogma, más lento en sus maneras el personaje. El objetivo es la trascendencia.

Díes Irae (el nombre de la película en latín[3]) es un filme muy al estilo de Dreyer: tema moral (en este caso religioso, su preferido), fotografía en contrastante blanco y negro, escenografía minimalista (extremadamente minimalista), cuidado montaje, largas tomas y cadencia muy lenta, a tal punto que algunos la califican de aburridísima justamente por lo lenta que es. El personaje central, Absalon Pedersson, camina con rígida parsimonia, y las expresiones faciales de los actores son frías, inexpresivas. Similar a La pasión de Juana de Arco, pero sin la espesa carga dramática de ésta, constituye, sin embargo, una joya de la filmografía europea, que nos recuerda los absurdos de la religión cuando el dogma es llevado al extremo fundamentalista, aunque sea por el tan noble objeto de la transcendencia.

Al momento de escribir este comentario la película está en este enlace.

___________________
[1] La frase original dice “...la ley moral que hay en mí” en lugar de “...el dogma religioso que hay en mí”.
[2] Dijo que la religión es el opio del pueblo.
[3] Himno medieval sobre el Día del Juicio Final.


Publicar un comentario en la entrada

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas