___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

12 septiembre 2014

Él - Luis Buñuel (1952)




Cuando las apariencias engañan


Francisco (Arturo de Córdova) es un devoto cristiano, hombre modelo dentro de su círculo social. Un Jueves Santo ve en la iglesia, luego del ritual del lavado de pies, a Gloria (interpretada por la hermosa actriz argentina Delia Garcés) y se enamora de la angelical criatura. Gloria es novia de un amigo de Francisco, Raúl Conde (Luis Beristáin), y también sucumbe al flechazo de Cupido. Francisco y Gloria se casan. Luego de un tiempo, Gloria se consigue casualmente con Raúl en la calle y le cuenta de su martirizada vida junto a Francisco desde la misma noche de bodas. A la postre se separarán y Gloria se casará con Raúl, mientras que Francisco terminará enclaustrado en un monasterio.

Un sencillo argumento se convierte en una extraordinaria película de la mano de un maestro como Luis Buñuel. Es así; si a uno le dieran unos pinceles, un lienzo y un poco de óleo, saldría cualquier cosa que no se podría comparar con lo peor que salió de manos de Rembrandt. Buñuel aprovecha este libreto, que escribió él mismo junto a su amigo Luis Alcoriza, para hacer un estudio sobre el comportamiento del verdadero Francisco, del ser que está detrás de un disfraz de hombre modelo, querido y admirado socialmente, y que es en realidad un ser infeliz, atormentado por celos totalmente injustificados, que tiene una conducta obsesivo-compulsiva, bipolar y paranoica. La heroína, Gloria, busca ayuda pero nadie le cree que haya crueldad en un hombre como él; incluso su madre no le cree, ni el párroco amigo de su esposo. Antes bien, le aconsejan para que trate con dulzura a su esposo y deje de comportarse de manera tal que él se vea en la necesidad de reprocharle. Esta incredulidad cesará cuando Francisco se pase de la raya, y deje en evidencia su patología y su vil proceder.




Comentaré brevemente algunos aspectos. El primero es que las personas inmersas en estados alterados de la conciencia no ven el mundo a través de un código moral que les orienta la visión dentro de un marco más o menos racional, como a los demás mortales normales, sino que lo ven a través de una lente regida por su trastorno mental. Es algo evidente, pero no está de más apuntarlo. En el caso de Francisco, el ingreso en tal estado no es gradual, es abrupto. Estaba en él la simiente de la enfermedad antes de conocer a Gloria. El matrimonio fue el detonante de su tormento interno, ya que concurren ciertos factores para que así sea. Uno, por ejemplo, es que hay intimidad con otra persona y emerge la sinceridad, se desenmascaran uno frente al otro. Otro factor es que hay un ejercicio de poder, al menos por parte del hombre, particularmente en una sociedad marcadamente machista, como la de este filme. Ese poder le hace creer a quien lo ejerce que tiene licencia para hacer lo que le venga en gana, pues sabiéndose él que es el dominante, presupone que el otro debe mancillarse frente a ese poder.

El segundo aspecto es que «el azote de la burguesía», como apodaron al director aragonés, no pierde oportunidad de darle una estacada a la Iglesia Católica, al Cristianismo, a la religión, cada vez que puede. Y siempre buscó oportunidades para ello. En este caso, un casto hombre, cristiano a punto de beatitud, resulta ser un desgraciado. Le viene a uno a la mente el patético caso de los curas pedófilos. Lástima que Buñuel ya no esté con nosotros, porque es seguro que habría hecho una película cuyo tema único sería eso: bombardear a los sacerdotes pedófilos y confrontarlos con su dogma y sus supuestos valores morales. De todas formas, probablemente se imaginó que ocurrirían cosas así en el seno del cuerpo clerical.

El tercer punto es que resulta chocante que en una sociedad machista como la que se pinta en esta obra, a la mujer la fuercen a que ejerza con alegría y regocijo la sumisión al esposo; aduciendo argumentos realmente risibles. Y es precisamente eso lo que Buñuel critica. Hay que recordar que su mirada es siempre crítica.

Finalmente, en este filme se refleja un hecho común: la persona que tiene la fama de ser virtuosa tiene toda la credibilidad mientras que la recién llegada no tiene absolutamente ninguna credibilidad, especialmente si es mujer; es más, a Gloria se le considera que está en un error cuando califica de cruel al marido y la instan a que se porte bien para que no lo provoque, cuando en realidad su comportamiento fue ejemplar en todo momento. Es una situación de máxima injusticia que Buñuel muy bien dibuja, no sin cierto sarcasmo para acentuarla.

Él es una importante película de la filmografía buñueliana y mexicana. Muy bien realizada, con la espectacular fotografía en blanco y negro de Gabriel Figueroa, un potente libreto y excelentes actuaciones. Está en los primeros lugares de una seria lista de las mejores películas mexicanas, confeccionada por expertos en el cine de ese país norteño.


___________________
Comentario en el website Cine mexicano:
En Wikipedia:
Cuestionario sobre la película:


Publicar un comentario en la entrada

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas