___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

20 febrero 2015

El chacal de Nahueltoro – Miguel Littín (1969)



Nacer, crecer, matar y morir.


El chacal de Nahueltoro es una película basada en un hecho real ocurrido en Chile en 1960. Un campesino, de nombre Jorge del Carmen Valenzuela Torres asesina a su pareja y a los cinco hijos de esta. Esta película de Miguel Littín, renombrado cineasta chileno, nos cuenta la vida de Jorge, desde su niñez hasta su muerte. La excelente interpretación del campesino estuvo a cargo del actor Nelson Villagra.

Littín no se limitó al fragmento relativo a los asesinatos, que hubiera dado lugar a un mero filme amarillista, sino que quiso poner en contexto toda la vida de ese infeliz; mostrándonos su desgraciada infancia y juventud, en la que solo recibió malos tratos de todo el entorno social y su también desgraciada adultez, en la que el ir y venir de un trabajo a otro y el alcohol eran lo rutinario. Marca su vida la falta de educación, como es de esperarse en los desafortunados que pertenecen a los estratos sociales más desamparados. El muchacho ni siquiera recibe instrucción sobre ningún oficio; es más, es totalmente analfabeta. Aprenderá a leer y escribir en la cárcel, durante su rehabilitación. Cuando llega a la casa de Rosa Vivas, la que sería una de sus víctimas, es un andrajoso. La mujer le da cobijo, pero pronto es desalojada de la casa por la fuerza, pues esa casa era para el uso de ella y su esposo, que era peón en la hacienda donde se asentaba, pero este ya había fallecido. Emprenden los siete su andanza y fijan residencia en un terreno aparentemente baldío. Durante una riña entre ellos, estando él ebrio, la mata y luego mata a sus cinco hijos.




¿para qué se va a rehabilitar a un delincuente que se va a ejecutar? o
¿para qué se va a ejecutar a un delincuente que ha sido rehabilitado?

Indudablemente que los crímenes que comete el desgraciado son abominables. Al ser capturado, es sometido a un proceso judicial y enviado a prisión, donde inicia un programa de rehabilitación, en el que aprende algunos oficios y también a leer y escribir. Pero un buen día llega la sentencia, de la que no le otorgarán indulto alguno: el fusilamiento.

El director chileno realiza, de esta manera, un estudio de cómo se desarrolla un delincuente y cómo reacciona la sociedad al crimen que comete. El filme deja más preguntas que respuestas sobre tan complejo problema, pero no es la intención responderlas, aunque sí deja entrever la posición del director. Ante un entorno que lo ha maltratado constantemente, que no le ha otorgado un mínimo de instrucción para ganarse la vida, no se le ha educado en valores y nadie le ha orientado en relación al consumo de alcohol y a cómo lidiar con la ira, no se puede esperar otra cosa que un delito, lo que inclusive le ocurre a personas educadas.

Por otra parte, los sucesos pos tragedia evidencian una contradicción que ya estuvo en el tapete en el caso real: ¿para qué se va a rehabilitar a un delincuente que ha sido sentenciado a muerte?, ¿cuál es el objeto de esa rehabilitación? Estas preguntas podrían ser, eventualmente, enunciadas de manera distinta: ¿para qué se va a ejecutar a un delincuente que ha sido rehabilitado?, ¿cuál es el objeto de la ejecución? El reo había dado muestras de deseo de redención, de arrepentimiento y había respondido positivamente a la instrucción que se le ofreció en la cárcel. Incluso hasta en el aspecto físico había mejorado, pues pasó de tener aspecto de mendigo a un aspecto normal y hasta cuidado. El cura de la prisión lo había iniciado en la fe católica, que también desconocía. Es fácil pensar que un hombre con su background cultural tampoco sabría cuál era el castigo para el crimen de asesinato.




Habría que acotar lo siguiente. Los sucesos, sus causas, el contexto y demás elementos son presentados en esta historia de manera tal que uno toma partido por la abolición de la pena de muerte, la cual no parece solucionar nada. La rehabilitación, si funciona tal y como se ve en el filme, es una salida exitosa para rediseñar la vida del delincuente. Sin embargo, suelen pensar distinto los dolientes de las víctimas, ya que la ley del Talión parece ser «natural» en el hombre. No se puede esperar de ellas que tengan la misma misericordia que pueden tener los espectadores (reales o de la película). De ahí la polémica por su instrumentación o por su abolición. ¿Rehabilitar al reo para que se reinserte en la sociedad de manera productiva y pacífica o eliminar ese mal de la sociedad? El sacerdote le dijo al jefe del pelotón de fusilamiento, para reconfortarlo, que pensase que era como extirpar un brazo enfermo para salvar al cuerpo.


El poder de seducción del cine

En Ukamau asistimos a la venganza del indio Andrés, que ajustició a Rosendo, quien había dado muerte a Sabina, la esposa de aquél. Andrés lo presenta la cinta como el pobre indio que ha perdido injustamente a su mujer, cosa que es cierta, y presenta a Rosendo como un individuo despreciable. Es decir, el lenguaje cinematográfico del film logra nuestra simpatía por Andrés al tiempo que nuestra repulsa por Rosendo, al punto de pensar que este «merece» ser ajusticiado por el esposo de la víctima. «Lo merece». En El chacal de Nahueltoro, ese mismo lenguaje cinematográfico nos invita a lo contrario: Jorge no merece que lo ajusticien, se ha rehabilitado, está arrepentido, hay una redención en camino. Esta manipulación de sentimientos puede causar conflicto en los espectadores que estén o no favor de la pena de muerte para un crimen como el homicidio. Ese es precisamente el poder de seducción del cine, quizás el arte que más vigorosamente ejerce dicha capacidad.




A manera de corolario

La triste vida de Jorge es la de muchas personas en Latinoamérica. Pareciese un mal endémico de estas latitudes. Los gobernantes no se han dado a la tarea de afrontar esta situación que perjudica sobremanera al subcontinente. Si bien es un complejo problema multifactorial, ya se han realizado diagnosis y se han diseñado planes para solucionarlo; falta la voluntad política de resolverlo. Y en eso (en no resolverlo) se le está yendo la vida a Latinoamérica.

Excelente película que recuerda la aberración social que hay en estos países. A pesar de algunos errores menores, el filme está muy bien realizado. El acierto de haber incluido los antecedentes (niñez y juventud de Jorge) y los hechos posteriores a la tragedia (cárcel y ejecución), distingue y destaca esta producción en la cinematografía de películas de denuncia.


Película online:


_________________
Relato del hecho real en:
Ficha en IMDb:


Publicar un comentario en la entrada

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas