___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

24 marzo 2012

Araya – Margot Benacerraf (1959)



Sangre, sudor y lágrimas
Sol, mar y sal


A mediados de los años 80’s, fui a Araya porque quería ver con mis propios ojos lo que había visto en la película, años atrás en la Cinemateca Nacional. Treinta años después de realizada, todo lo que la cámara captó había desaparecido. Araya era otra cosa. La única reminiscencia en pie eran las montañas de sal, ahora producto del trabajo de las máquinas, y la fortaleza destruida. Un lugareño, al que le comenté sobre la película, me dijo que él recordaba a Margot Benacerraf y el pequeño equipo que fue a filmar la película cuando él era aún un niño. La recordaba gratamente.

Indistintamente que Araya sea considerada un documental o una película de cualquier otro género, Araya es, por sobre todo, poesía[1]. Cada fotograma, cada frase del narrador, cada sonido ambiental o musical, es poesía. Difícil hacer una película de este género.




La cautivadora cinta nos narra la historia de un día típico en los habitantes de esa desolada tierra, cosechando la sal, moliéndola, apilándola, empacándola, pescando, haciendo tinajas de arcilla, recogiendo agua dulce, pilando maíz. Un día como el anterior y como el siguiente, que se ha repetido por siglos. Los hijos de los salineros serán salineros, los hijos de los pescadores serán pescadores. El tiempo circular. La mágica narración, con la grave voz de un joven Cabrujas, nos llama a reflexión mientras nos deleita con la lectura de un guión poético, oda a los estoicos pobladores que tienen su piel curtida por el mar, por el sol y por el sudor de su trabajo, cuya desgracia fue haber nacido en una tierra estéril de un “país rico”. Una prisión geográfica.

La fotografía en blanco y negro le imprime una bucólica nostalgia a esta obra maestra, único largometraje de la fundadora de la Cinemateca Nacional. Los movimientos sincopados en los quehaceres de los trabajadores, deleitan con hermosa coreografía carente de ensayo. Llama la atención la naturalidad con la que los pobladores “actúan”, sin disimular en ninguna toma un histrionismo que no poseen; pese a ello, se logró una soberbia actuación.

Entrevista a Margot Benacerraf, a propósito de
la restauración de la película en su cincuentenario


Al final del filme se plantea una duda razonable que nos invade desde hace ya más de un siglo: la sustitución del trabajo humano por el de las máquinas. Podemos hacer un ejercicio, quizás imaginario, en el que una joven Margot se entera de que las cosas van a cambiar en Araya, y se apresta improvisada y rápidamente a registrar lo que un día fue y nunca más será.

Hemos podido observar que, luego de un tiempo, sí afecta la continuidad laboral el empleo de maquinaria, y fuerza al cambio de oficio en muchas personas; pero, finalmente, se ha logrado cierta adaptación a los nuevos empleos que emergen debido al cambio en la forma de ejecutar viejas tareas, y a la novedad de otras que antes no existían. Si bien no es un panorama simpático, a más de un siglo de plantearse este problema, no se puede achacar los males de la Humanidad al empleo de máquinas.

Oda al hombre de mar y sal, a la mujer y a los hijos de ese hombre, Araya es, simplemente, la mejor película venezolana, y una de las mejores películas latinoamericanas.

¡Gracias Margot!

¿Y flores de verdad, podrán nacer un día aquí, para los muertos de Araya?

_____


Ficha técnica:
Dirección: Margot Benacerraf; Cámara: Giuseppe Nisoli; Comentarios: Pierre Seghers y Margot Benacerraf; Narración: José Ignacio Cabrujas; Música original: Guy Bernard; Voces y Sonidos: pueblo de Araya; Edición: Pierre Jallaud (con la colaboración de Francine Grubert, Janine Verneau, Suzanne Gabon y Odile Terzieff); Sonido: Simo Boulogne, Bolívar Films; Laboratorio: L.T.C. Saint-Cloud; Efectos Especiales: LAX; Versión Restaurada: Milestone, en 2009.

Otro comentario sobre este extraordinario film en este enlace.



_____

Sobre Margot Benacerraf

Denominada como la piedra angular y figura insigne del cine venezolano, Margot Benacerraf nace en Caracas en 1926. En 1947 se gradúa en la primera promoción de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Venezuela. Ese mismo año escribe “Creciente”, su primera obra de teatro, la cual la hizo merecedora del primer lugar en el Concurso Hispanoamericano de Teatro de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, por lo que se le concedió una beca para estudiar teatro 3 meses en Nueva York.

Durante varios años colaboró con revistas nacionales y extranjeras escribiendo artículos y ensayos sobre arte y diversos temas. Entre 1950 y 1952 estudió Dirección Cinematográfica en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos de París (IDHEC).

En 1951 filmó “Reverón”, su primer documental, en él describía la vida del pintor venezolano, alcanzando grandes reconocimientos nacionales e internacionales por su propuesta innovadora de cine artístico. En 1952 “Reverón” fue reconocido con el primer premio en el Festival Internacional de Películas de Arte en Caracas y en 1953 por el Premio Cantaclaro de la Prensa Cinematográfica Venezolana, año en el que el documental también fue proyectado en los Festivales de Berlín y Edimburgo y en las Cinematecas francesa y belga.

En el proceso de grabación de “Reverón”, conoció al pintor Pablo Picasso con quien estrechó grandes lazos de amistad.

En 1959 realizó su primera película de largometraje, “Araya”, en la que trató la vida de los habitantes de esta región y que al ser proyectada ese mismo año en el Festival de Cannes, se le concedió el Premio Internacional de la Crítica (compartido ex aequo con “Hiroshima, mon amour” de Alain Resnais) y el Premio de la Comisión Técnica Superior del Cine Francés.

Por su novedad e importancia, “Araya” fue seleccionada como una de las cinco mejores películas en la historia del cine latinoamericano, dentro de la Retrospectiva de Latin American Visions (A Half Century of Latinamerican Cinema 1930-1988), organizada por el Neighborhood Film/Video Project de Philadelphia, en 1990.

En 1966 funda la Cinemateca Nacional, la cual presidió por tres años consecutivos, y en ese mismo año pone en marcha el “Plan Piloto Amazonas”, en el que a través de todos los medios audiovisuales penetra culturalmente esta región. Este proyecto fue reconocido por la UNESCO como una de las realizaciones más interesantes hechas en Latinoamérica en esta área.

En 1969 planifica y ejecuta el Centro Cine Ateneo, dedicado a las actividades cinematográficas de esta institución, como proyecciones, cursos, talleres, entre otros.

En 1987 el Ateneo de Caracas inaugura la sala “Margot Benacerraf” en honor a la labor de esta gran cineasta venezolana.

Por pedido del escritor Gabriel García Márquez, entonces Presidente de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, en 1991 fundó y presidió durante 12 años su equivalente en Venezuela, la FUNDAVISUAL LATINA, además de los Festivales de Cortometrajes Latinoamericanos en Cine y Video.

Esta laureada cineasta ha sido reconocida con la Orden Andrés Bello (en dos ocasiones),  el Premio Nacional de Cine, la Orden Simón Bolívar, Orden del Gobierno Italiano, Orden Nacional del Mérito otorgada por del Gobierno de Francia, la Orden Bernardo O’Higgins del Gobierno de Chile, entre otros, todos para exaltar su valiosa y significativa labor en el cine nacional e internacional.

__________
[1] El párrafo originalmente decía lo que en el siguiente párrafo se trascribe. Me vi en la necesidad de cambiarlo por el justo comentario que dejara en esta entrada la Sra. L. Lamanna. Si bien uno puede considerar que el subgénero "rey", del género ficción, es el drama, eso no da motivo a menospreciar los documentales, de los que hay obras y realizadores insignes.

"Es mezquino, y equivocado, calificar a Araya como un documental. No estaba tan confundido el jurado que en el Festival de Cannes le otorgó el premio, compartido con Hiroshima mi amor, realización del ya célebre Alain Resnais, como para otorgárselo a un mero documental. Si bien está realizada con la técnica de un documental y la historia es contada de manera similar a los documentales, Araya no es un documental. Araya es poesía."


Publicar un comentario

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas