___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

11 abril 2012

Intolerancia – David Wark Griffith (1916)


Película completa en YouTube,
con intertítulos en español (y otras lenguas).

No todo cambia a través de los siglos


     La película Intolerancia, realizada por el pionero David Wark Griffith en 1916, es una monumental obra del cine, y probablemente sea el film más importante de la era silente. Griffith, considerado el padre de la puesta en escena del cine, sentó las bases para ello en esta super producción. Intolerancia, como su nombre indica, versa sobre esta constante característica de la naturaleza humana. En cuatro historias: la caida de Babilonia, la pasión de Cristo, la masacre de San Bartolomé y una historia ambientada en la época en que se realizó la obra, nos muestra que siempre ha existido la intolerancia y ha dado funestos frutos para todos. En la historia contemporánea, sin embargo, el personaje injustamente acusado de un homicidio logra salvarse de la horca gracias a que la verdadera culpable confesó el crimen. “La verdad os hará libres”. Griffith, de esta forma, plantea que hay una posibilidad de que el Hombre execre la intolerancia de entre sus emociones. Típico final feliz de Griffith, y del cine posterior a él. Para apreciar bien esta obra, el espectador debe intentar ubicarse en el contexto en el que fue hecha (hace ya un siglo): los victorianos años de inicio del siglo XX; también años de inicio del cinema, y estreno de una nueva forma de narrar el argumento cinematográfico, con la que el público –y también la crítica- no estaban familiarizados.

     Las cuatro historias corren paralelas, y presentan un desarrollo narrativo lineal, aunque se intercalan escenas de una historia a otra a lo largo de las 3 horas de duración, cada vez con mayor rapidez y con menor duración las escenas de cada una, hasta llegar al climax final de la película, cuando todas convergen y un mensaje de corte moralista sella el final. Es de hacer notar varias características de esta película que son de uso común hasta nuestros días por los realizadores cinematográficos. El montaje y la forma de contar la historia es una de ellas. Griffith es el director que dejó la huella indeleble en lo que refiere al lenguaje cinematográfico. Él es el creador del lenguaje cinematográfico del tipo relato. Los Lumière desarrollaron un  lenguaje más mediático, captador de espectadores (cosa que hizo que el cine se masificara), mientras que el discurso de Méliès era más surrealista, circense, fantástico (dando origen al cine de ciencia ficción). El relato cinematográfico, tal como hoy lo conocemos, se lo debemos a Griffith. Sentó las bases de lo que hoy es el cine de autor. En Intolerancia se pueden observar tomas fuera de campo y close-ups que, insertados en la historia, obligan al espectador a armar por sí mismo la historia: ésta es ensamblada a partir de elementos explicitados. Algunos close-ups son premonitorios de las miradas-cámaras que utilizaría como recurso discursivo el gran cineasta sueco Ingmar Bergman. Esto obligó a que las actuaciones fueran muy cuidadas.

     Otra característica digna de nombrar es la colosal escenografía y vestuario de las historias de la caida de Babilonia y de la masacre de San Bartolomé. Escenografías que luego se verían en las películas épicas de Cecil B. DeMille y de otros cineastas. Se utilizaron más de 3000 extras[1], y el monto de la producción sobrepasó los 2 millones de dólares de la época, si bien comercialmente fue un fracaso del que Griffith no se recuperó hasta la creación de United Artists. Especial mención merecen las escenas de elegante erotismo que envuelve al harén de Babilonia, totalmente novedosas para la época; y las del majestuoso palacio con la gigantesca escalinata, donde se celebró el festín (fotos adjuntas). No menos lo son algunos efectos especiales, que al espectador de hoy no le asombrarían, pero que son los “abuelos” de los efectos de hoy.


Sensual y elegante erotismo en el harén de Babilonia



La majestuosidad de monumentales escenografías jamás vistas en el cine


     A decir de algunos, Intolerancia fue inspirada por una cinta, también épica, del cineasta italiano Giovanni Pastrone: Gaviria, de 1914. Adicionalmente, las críticas de racista que pesaban sobre Griffith, tras la propuesta de su anterior producción, El nacimiento de una nación, le llevaron a rodar una respuesta al público y a la crítica, en defensa propia. Seguramente no se entendió el sarcasmo implícito en El nacimiento de una nación, que más que una apología sobre el racismo, es una crítica al mismo.

     En relación con la tolerancia, solo cabe reflexionar si realmente la nueva onda, de ver con buenos ojos[2] la tolerancia “extrema”, es realmente conveniente. Producto de la tolerancia extrema resultan leyes que protegen los derechos de los victimarios más que los derechos de las víctimas y de sus deudos, surge un ambiente de anomia social, y lo anormal se institucionaliza por la excesiva permisividad. Se ha llegado a la aberración de pagarle sueldo a los presos en una sociedad como la nuestra, donde hay gente pobre –víctima del delito- que sí requiere la ayuda. ¿Es realmente conveniente la tolerancia extrema?

     El co-fundador de United Artists (junto con las luminarias Mary Pickford, Charlie Chaplin y Douglas Fairbanks), nos legó obras de gran factura, el lenguaje cinematográfico moderno y la forma de hacer montaje que, si bien han sido mejoradas, aún hoy perduran. Una obra de cuyo disfrute no se debe privar ningún cinéfilo, pues se trata de una obra maestra del cine.


[1] Cabiria también empleó miles de extras.
[2] Exagerando, de cierta manera, nuestro grado de “civilidad”, y confundiéndola con “permisividad”.


Publicar un comentario en la entrada

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas