___



El cine es ensueño, es música. No hay forma de arte que vaya más allá de la conciencia ordinaria como lo hace el cine, directamente a nuestras emociones, al penumbroso recinto del alma.

Ingmar Bergman.

Bienvenid@

Bienvenid@
Este blog no es de crítica especializada ni académica; solamente de comentarios «al dente» de un espectador común.

Advertencia

Algunos comentarios hacen referencia a momentos claves del argumento o al desenlace de este (spoilers).

07 enero 2012

Oriana – Fina Torres (1985)



Dejemos las cosas del pasado en el pasado


Hacia el final de la “época de oro” del cine venezolano, irrumpe desde el exterior esta cinta aclamada en diversos festivales internacionales. De la mano de Fina Torres se nos presenta esta película de excepción dentro de la historia cinematográfica venezolana. Constituye, junto con Araya, de Margot Benacerraf, las dos películas venezolanas más acabadas y más premiadas. Quizás no las más vistas por el público, pero son las mejores. Oriana solo la he visto dos veces: en su estreno en cine en 1985, y recientemente para escribir estas notas. Luego de 26 años, ha sido todo un placer volver a degustar esta hermosa película, pobremente calificada en IMDb. El hilo narrativo es lineal, pero se presenta en cuatro tiempos, tres de ellos en analepsis (Oriana niña, adolescente, adulta y ya fallecida). Cada uno hace aparición según se requiera, de acuerdo a los recuerdos de personajes, a objeto de que el espectador reconstruya la historia paso a paso, hasta el sorprendente final.




María (interpretada por Daniela Silverio), sobrina de Oriana (personaje interpretado por Hanna Caminos en la niñez, Claudia Venturini en la adolescencia, y por la inolvidable y hermosa Doris Wells), viaja desde Francia para vender la hacienda que ha heredado de su tía. María había visitado a su tía unos diez años antes, siendo adolescente (y Oriana adulta). A medida que María recorre la derruida casa, recuerda pasajes de cuando estuvo de visita. Durante el desarrollo de la historia, se presentan escenas de cuando Oriana era niña, de cuando era adolescente y de la visita de María a la Oriana adulta. Al final del recorrido, intentando hacer el inventario de las pocas cosas servibles que aún quedan, María (al igual que el espectador) se da cuenta de la historia que está detrás de las oscuras frases y respuestas de su tía y de la empleada Fidelia (Mirtha Borges), y resuelve no vender la hacienda... porque tiene lo que se podría llamar un dueño natural. Oriana fue víctima de la férrea moral victoriana de su padre, y su amor por su contemporáneo Sergio, criado desde niño en la hacienda, dio paso a su triste vida posterior.


La hermosa Doris Wells

La también hermosa Claudia Venturini

La película tiene una escenografía espectacular, obra de Asdrúbal Meléndez, quien también actúa en la película. Todas las interpretaciones son excelentes. La ambientación, la fotografía y el vestuario fueron muy cuidados, prácticamente impecables, y evocan los principios del s. XX, época que imaginamos, pero no conocimos. El papel de Rafael Briceño, como el padre tiránico, le sienta como anillo al dedo, pues este actor ya había interpretado al general Juan Vicente Gómez, personaje similar. La cadencia temporal del film permite que la película sea “saboreada” mientras se la ve.

Solo resta por comentar la moral victoriana de principios del siglo pasado y que tenía preceptos morales basados en creencias y mitos, como el de la raza o el de la condición socioeconómica. Muchos de esos mitos ya estaban superados en los círculos más cultos de las grandes ciudades, pero tardó prácticamente generaciones en llegar a los pueblos del interior de Venezuela. Esa moral, enclavada en lo que se llama la modernidad, arrastraba algunas creencias tan antiguas como el Medioevo, y fue desplazada por la postmodernidad, hasta la aparición de la globalización o transmodernidad. Pese a todo ello, aún hoy perduran algunos elementos medievales en nuestra cultura (cultura de refranes o prejuicios raciales), mezclados con algunos transmodernos (unión legal, mal llamado matrimonio, entre homosexuales).




Ficha técnica: Imagen: Jean-Claude Larrieu, Montaje: Christiane Lack, Escenografía: Asdrúbal Meléndez, Concepto de vestuario y ambientación: Fina Torres, Guión: Fina Torres (inspirado en un cuento de Marvel Moreno), Co-guionista: Antoine Lacomblez, Música original: Eduardo Marturet, Música complementaria: Fauré, Beethoven, Bach.

Una crítica interesante sobre esta película está en este enlace.


Publicar un comentario

Proyecto El chico

En 2007 realizamos un proyecto en ambiente Web 2.0: traducir la película -en dominio público- El Chico, de Charlie Chaplin (1921), a diversas lenguas. Inicialmente en Google Video se tradujo a 26 lenguas, 4 de ellas por humanos: 3 por colaboradores de Portugal, Francia e Italia, y el autor de este blog. Las demás lenguas se tradujeron vía traductores online, mayormente a través de Translate Google. Actualmente la película está en YouTube, con intertítulos en 12 lenguas. Más información sobre este proyecto en este enlace. Ver la película en YouTube.

Directores de películas comentadas

Agustín Crespi Akira Kurosawa Alain Resnais Alejandro Amenábar Alejandro González Iñárritu Alfonso Cuarón Alfred Hitchcock Andréi Tarkovski Andrew Stanton Andrzej Wajda Andy Wachowski Anibal Massaini Neto Ari Folman Arturo Ripstein Bernardo Bertolucci Carl Theodor Dreyer Carlos García Agraz Carlos Oteyza Carlos Saura Charlie Chaplin Chris Marker Christopher Nolan Clint Eastwood Costa-Gavras Danny Boyle Darren Aronofsky David S. Ward David Wark Griffith Delbert Mann Diego Rísquez Diego Velasco Dziga Vértov Elia K. Schneider Elia Kazan Emilio Fernández Federico Fellini Fei Mu Fernando de Fuentes Fernando Meirelles Fina Torres Francis Ford Coppola Franco Rubartelli Franco Zeffirelli François Truffaut Frank Darabont Frank Marshall Friedrich W. Murnau Fritz Lang Gabriele Salvatores Gene Roddenberry George Lucas George Miller Giancarlo Carrer Giovanni Veronese Glauber Rocha Guillermo del Toro Haik Gazarian Hector Babenco Hermanos Coen Hermanos Wachowski Ingmar Bergman Jacobo Penzo James Cameron James McTeigue Jean Vigo Jean-Pierre Jeunet John Madden Jonathan Demme Jorge Sanjinés José R. Nóvoa Juan Bustillo Oro Juan José Campanella Julie Taymor Kathryn Bigelow Kátia Lund Ken Russell Kyle Ruddick Lana Wachowski Lasse Hallström Leni Riefenstahl Leonard Zelig Leonardo Favio Liv Ullmann Loveleen Tandan Luchino Visconti Luis Alberto Lamata Luis Buñuel Luis García Berlanga Luis Puenzo Marcel Camus Marcel Rasquin Margot Benacerraf Mark Herman Martin Scorsese Mauricio Walerstein Michael Cacoyannis Michael Cimino Michael Curtiz Michael Moore Michel Hazanavicius Michelangelo Antonioni Miguel Ferrari Miguel Littín Mike Nichols Nanni Moretti Neill Blomkamp Norman Jewison Olegario Barrera Oliver Stone Orson Welles Pablo Larraín Paul Thomas Anderson Pedro Almodóvar Penny Marshall Peter Joseph Peter Weir Pier Paolo Pasolini Quentin Tarantino Richard Attenborough Richard Linklater Ridley Scott Rob Marshall Rob Reiner Robert Altman Robert Benton Robert Zemeckis Roberto Benigni Rod Serling Román Chalbaud Román Polanski Ron Fricke Ryan Pérez Sam Mendes Satyajit Ray Serguéi M. Eisenstein Sidney Lumet Stanley Kubrick Steven Soderbergh Steven Spielberg Stuart Hagmann Sydney Pollack Terrence Malick Terry George Terry Gilliam Terry Jones Tim Burton Tom Hooper Tom Tykwer Tomás Gutiérrez Alea Trisha Ziff Víctor Erice Vittorio De Sica Volker Schlöndorff Walter Salles Warren Beatty Werner Herzog William Wyler Wim Wenders Woody Allen Yann Arthus-Bertrand Yasujirō Ozu Yuan Muzhi Zhang Yimou

Las 10 + proyectadas